top of page

La importancia de los glúteos


Los músculos glúteos ayudan a que el cuerpo se mantenga erguido, hacen que el cuerpo se mueva hacia adelante y ayudan a potenciar el entrenamiento. Tener glúteos fuertes puede hacer una gran diferencia en cada movimiento que realizas.


Conociendo un poco más los músculos glúteos...

Te contamos que tenemos 3 pares de glúteos:

  1. Glúteo mayor

  2. Glúteo medio

  3. Glúteo menor




Juntos, estos 3 músculos son responsables de la extensión, abducción (separación) y rotación interna de la cadera.


El glúteo mayor es el más grande de los 3 y tiene como principal función la extensión de la cadera (llevar la pierna hacia atrás). Su trabajo es mantenernos erguidos y `empujar´ el cuerpo hacia adelante.


Los glúteos medio y menor trabajan en conjunto realizando el movimiento de abducción (separación) de cadera. De esta manera estabilizan la cadera y pelvis y nos ayudan a mantener nuestro balance.


Los hábitos de la vida actual, como pasar largas horas sentados en la silla frente al computador sin tomar pausas, es una causa muy importante de debilidad glútea, ya que los glúteos se inactivan (duermen) en esta posición.


Los músculos glúteos son muy importantes para una alineación pélvica adecuada, para la propulsión durante la marcha y cuando corremos (el empuje al dar el paso), y para poder estar parados en un solo pie, lo cual los hace fundamentales en el mantenimiento de una buena postura.


Una correcta postura es vital durante el embarazo, ya que nuestro cuerpo se acomoda para adaptarse y darle espacio suficiente al bebé en crecimiento. El dolor de espalda es muy común durante el embarazo debido a una mala postura sumada a glúteos débiles. Fortaleciendo los músculos glúteos y manteniendo una buena alineación corporal se pueden evitar dolores y lesiones ocasionadas por una musculatura glútea débil.


Unos glúteos fuertes :

Ayudan a estabilizar y dar un buen soporte a la espalda baja y suelo pélvico

Disminuyen el dolor de espalda y de cadera

Ayudan a una mejor ejecución de los ejercicios

Ayudan a tener una mejor alineación postural y de la pelvis, previniendo dolores de la pelvis

Brindan una mayor fuerza y resistencia para el trabajo de parto y contribuyen a una mejor recuperación post parto


Es por todo esto que los glúteos son un grupo muscular importante al que debemos prestar atención en mantener y fortalecer durante el embarazo.


Sumado a que podemos tener una musculatura glútea deficiente y débil, durante el embarazo se produce el llamado "Síndrome de trasero muerto" o "dead butt", el que se genera por diversos factores.

La primera causa se debe a los cambios anatómicos que se producen para darle espacio al bebé en crecimiento. Los abdominales se estiran, con lo cual se vuelven más débiles, lo que a su vez aumenta la lordosis lumbar. Esta posición favorece la inactivación glútea.

La segunda tiene relación con el ensanchamiento de las caderas, lo cual contribuye a aumentar la apariencia de glúteos planos.


Subir escaleras, ponerte de pie, recoger cosas del suelo, por ejemplo, son actividades diarias muy frecuentes en las que participan fuertemente los glúteos. Si tus glúteos están fuertes, estas actividades serán muy simples para ti, en cambio, si están débiles, requerirán de un mayor esfuerzo donde inevitablemente aumentarás el trabajo sobre tu espalda.


Unos glúteos fuertes te ayudarán a evitar dolores de espalda, rodillas, cadera y disfunciones de suelo pélvico.


Entonces, ¿qué esperas para comenzar a ejercitarte?



8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page