Cuando llega el invierno, ¿cómo nos cuidamos mejor?

18.05.2017

     Es muy probable estar embarazada durante el invierno, ya que el periodo de gestación, que dura 9 meses, abarca varias estaciones. Muchas mujeres prefieren pasar los últimos meses, que son los más pesados, en las épocas de otoño e invierno, ya que así evitarán las altas temperaturas y algunas alteraciones que se ven favorecidas durante el verano, como la retención de líquidos y várices. Sin embargo, hay otras mujeres que prefieren evitar a toda costa el invierno, ya que tienen miedo a las enfermedades respiratorias propias de este periodo, sobre todo si tienen más hijos o trabajan con niños, lo que aumenta las probabilidades de contagio.

 

Aquí te dejamos algunos tips que debes tener en cuenta si estás embarazada en invierno, para que no pases nada por alto: ;)

 

Motívate para mantener hábitos de vida saludable: aunque en invierno sea más difícil, intenta mantener una dieta saludable y evitar los alimentos excesivamente calóricos. Recuerda que tu ingesta calórica debe aumenta aproximadamente en sólo 300 calorías diarias durante el embarazo.

 

Mantente en movimiento: No dejes de practicar ejercicio durante el embarazo, motívate y recuerda que la constancia es tu mejor aliada, de lo contrario no obtendrás los beneficios y sentirás que cada vez estás comenzando desde cero.

 

Ejercicio de preferencia en lugares cerrados: Ten en cuenta que es mejor practicar ejercicio en lugares cerrados, así evitarás los cambios bruscos de temperatura y la exposición a la contaminación ambiental.

 

Vacunas: Consulta a tu médico con respecto a las vacunas estacionales que debes recibir.

 

Hidratación: Mantente bien hidratada, así evitarás la retención de líquido y el resecamiento de la piel por el frío y/o la calefacción.

 

Protégete del sol: Recuerda protegerte del sol aún en invierno, ya que los rayos ultravioleta siempre son nocivos para tu piel. Además, durante el embarazo tu piel es más susceptible de mancharse, por lo cual no debes olvidar tu protector solar diariamente.

 

Vitamina D: la necesidad de vitamina D se duplica durante el embarazo, ya que es imprescindible para que se absorba el calcio. Para esto te recomendamos aprovechar algunos días de sol (siempre con la debida protección) ya que éste ayuda a sintetizar la vitamina D, que previene la osteoporosis y contribuye al desarrollo óseo del bebé.

 

Consume alimentos ricos en hierro: las mujeres embarazadas suelen tener bajos niveles de fierro y son más susceptibles de sufrir anemia. Es por esto que es importante llevar una alimentación rica en hierro, el cual está presente en carnes rojas, legumbres y pescado. Consulta con tu médico para que te asegures de no tener carencia de hierro.

 

Consume frutas y verduras: Muchas veces dejamos de lado las frutas y verduras en invierno. Ten en cuenta que éstas te ayudarán a reforzar tus defensas, por lo cual debes comer suficientes frutas y verduras a diario. Aprovecha de tomar jugos de fruta natural, además te mantendrán hidratada.

 

Fortalece tus defensas: Consulta con tu médico si necesitas algún suplemento.

 

 

 

 

 

Please reload

Publicaciones Destacadas

Signos y síntomas del embarazo

June 28, 2015

1/10
Please reload

Últimas Publicaciones
Please reload

Por palabras claves