Cuidados de la embarazada durante el verano.

14.12.2016

 

 

 

Durante el verano, es importante tomar en cuenta algunos consejos que te ayudarán a sentirte mejor y evitar posibles riesgos.

 

1. Mantente hidratada.

 

Mantenerse hidratada durante el verano es incluso más importante para la mujer embarazada que para el resto de las personas. Los líquidos no sólo ayudan a mantener el cuerpo fresco, sino también a reducir la hinchazón de piernas y manos, que es muy común a partir del tercer trimestre de embarazo.

 

2. Usa ropa cómoda y holgada.

 

No hay nada que aumente más la sensación de calor en verano, que el uso de ropa ajustada. Durante el embarazo, la sudoración aumenta por efecto de las hormonas, por lo tanto usar ropa cómoda es fundamental. Prefiere el uso de ropa de algodón de colores claros.

 

3. Cuida tus pies.

 

La hinchazón de piernas y pies es común durante el embarazo, y el calor la puede aumentar. Asegúrate de mantener tus piernas elevadas cada vez que te sientes. Durante la noche mantén los pies en alto con ayuda de almohadas. Siempre usa zapatos cómodos durante el embarazo, es preferible que sean algo más grandes por si sufres de hinchazón.

 

4. Prefiere comidas y snacks saludables.

 

Aprovecha el verano para incluir muchas frutas de la estación y jugos naturales en tu dieta.

 

5. Mantente fría.

 

Trata de evitar sentirte excesivamente acalorada. Acuérdate de llevar siempre contigo una botella de agua y evitar la exposición directa del sol por tiempos prolongados.

 

6. Lleva una rutina liviana.

 

Dependiendo de la rutina que tengas y sobre todo si tienes niños pequeños, puede que necesites llevar siempre contigo pañales, bolsos, mochilas de niño, etc. Es importnte que ya en el tercer trimestre de embarazo reduzcas las necesidades diarias y trates de incluir sólo lo indispensable en la cartera. Considera también esto a la hora de viajar y salir de vacaciones en verano.

 

7. Tu descanso es prioridad.

 

Descansar lo suficiente es muy importante durante el embarazo, especialmente en el verano. Toma el descanso que necesites sin culpa ya que te ayudará a llevar a cabo tus compromisos con mejor eficacia. Incluso si no tienes ganas de dormir, puedes recostarte un momento durante el día y poner una almohada debajo de los pies, lo que ayudará a aliviar la hinchazón y disminuir las molestias a la espalda.

 

8. Limita las actividades al aire libre en las horas de más calor.

 

Pasar tiempo al aire libre es siempre recomendable, ya que nos ayuda a relajarnos y descansar. Sin embargo, durante el verano es mejor restringir las salidas en las horas de mayor calor y preferir realizar estas actividades temprano en la mañana o ya al atardecer. Evitar especialmente el horario entre 11am – 4pm, cuando los rayos de sol son más fuertes.

 

10. Practica ejercicio a la hora adecuada.

 

Caminar, nadar o practicar pilates son excelentes ejercicios para ti y tu bebé.

En verano, es recomendable realizar el ejercicio temprano en la mañana o más al atardecer en caso de que lo practiques al aire libre. Si te sientes cansada mientras practicas ejercicio, es mejor que te detengas y tomes un descanso. No trates de sobreexigirte practicando alguna actividad física, asegúrate de mantenerte dentro de tu zona de confort.

 

11. Toma precauciones al exponerte al sol. 

 

No olvides el protector solar cada vez que salgas afuera, ya que durante el embarazo, tendrás una mayor predisposición al melasma (manchas cafés que se producen durante el embarazo). Se recomienda el uso de protector solar factor 30 antes de salir y repetir cada 2 o 3 horas para que no pierda su efectividad.

Mantenerte hidratada también evita que se reseque la piel. No olvides usar lentes de sol y un sombrero.

 

Please reload

Publicaciones Destacadas

Signos y síntomas del embarazo

June 28, 2015

1/10
Please reload

Últimas Publicaciones
Please reload

Por palabras claves